Cameto participa en la construcción de la planta termosolar de Ouarzazate, en Marruecos

La empresa de ingeniería y calderería Cameto ha participado en la construcción del proyecto Noor I, la primera fase de la planta termosolar de Ouarzazate que es uno de los mayores proyectos energéticos del mundo que se levanta en Marruecos.

Cameto ha sido contratado por el consorcio EPC, que está formado por las empresas españolas Acciona Industrial, TSK y Sener y ha construido la planta para la empresa saudí Acwa Power, concesionaria de este importante proyecto.

Cameto suministra los pylons de la planta de Ouarzazate

Cameto ha sido responsable de la fabricación y suministro de pylons de la planta. Los pylons son los elementos estructurales sobre los que se instala el sistema de espejos de la planta termosolar.

Para el proyecto de Ouarzazate, la empresa manchega de ingeniería ha desarrollado diferentes modelos de pylons, cumpliendo siempre con los requisitos más exigentes establecidos por el consorcio constructor.

La importancia de la contribución de Cameto en este proyecto es clave, ya que la fabricación de pylons ha posibilitado el montaje e instalación de cerca de medio millón de espejos que sirven para generar electricidad suficiente para el suministro de 135.000 hogares.

Tecnología española para un gran proyecto termosolar

La tecnología instalada en esta planta termosolar emplea captadores cilindroparabólicos y un sistema de almacenamiento de energía de tres horas de duración mediante sales fundidas que permite generar electricidad en ausencia de radiación solar.

La tecnología base para la captación solar de la planta es totalmente española, y Cameto forma parte de las empresas que lo han hecho posible.

El Complejo Termosolar Noor I de Ouarzazate

La primera fase del complejo, denominada Noor I, se sitúa cerca de la ciudad de Ouarzazate, a las puertas del desierto del Sahara y a los pies de la cordillera del Atlas. En este emplazamiento, se aprovechan las magníficas condiciones solares y ambientales que ofrece esta zona de la provincia marroquí de Ouarzazate.

La planta ocupa 480 hectáreas, tiene una capacidad de 160 megavatios y su desarrollo ha supuesto una inversión de 500 millones de euros.

Por sí solo, este proyecto es uno de las más importantes que han desarrollado empresas españolas del sector de las termosolares en el continente africano. Pero lo cierto es que esta planta, cuya construcción y puesta en marcha se ha completado en marzo de 2016, es sólo una de las cuatro fases que contempla el  megaproyecto termosolar de Ouarzazate.

Cuando estén operativas las cuatro fases de esta gigantesca planta termosolar, Ouarzazate será una de las mayores del mundo, con más de 3.000 hectáreas de superficie y un total de 580 megavatios de potencia.

https://youtu.be/XjwbQj0h9Bs

Con la entrega de la planta y su puesta en funcionamiento, Cameto ha cerrado uno de sus más importantes proyectos termosolares, superando el reto de cumplir su contrato en este proyecto termosolar de relevancia mundial situado a las puertas del desierto del Sahara.